Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Caracoles, sabios y extraterrestres

Hoy por poco piso un caracol. Si mi pie hubiera coincidido con su trayectoria habría muerto aplastado. Por casualidad se salvó. Y por casualidad también quizá nos salvemos nosotros, o quizá no.

A veces pienso que solo el hecho de habernos llamado a nosotros mismos homo sapiens demuestra lo tontos que somos. Un ser sabio no destroza el planeta en el que vive, ni lo ensucia como lo estamos haciendo nosotros.

Cuando vemos a alguien tirar un papel al suelo pensamos que es, en el más benevolente de los casos, ignorante. Aun así, como especie en su conjunto, llenamos los mares de plásticos, la tierra de pesticidas, el aire de contaminación que nos causa enfermedades a nosotros mismos. Y encima tenemos la cara dura de llamarlo sabiduría. O prosperidad y desarrollo, que es más o menos lo mismo.

Homo tontiens, homo ignorans, homo guarrens, se me ocurren nombres mucho más descriptivos de lo que realmente estamos demostrando que somos. Lo de homo sapiens, a la luz de nuestro comportamiento real, es una utopía.

Por suerte creo en las utopías. Creo que podemos llegar a ser humanos sabios, que podemos utilizar la etiqueta como inspiración en lugar de creer que nos describe. Creo que la mayoría de nosotros queremos vivir en un entorno limpio, queremos respetarnos a nosotros mismos, a los demás, y a la naturaleza que nos rodea. Nos gusta hacer las cosas bien por el placer de que estén bien hechas. No solo por el miedo al apocalipsis climático.

Y es hora de demostrarlo. Si no, los extraterrestres que se encuentren un día de casualidad con nuestro planeta muerto tendrán que explicarles a sus hijos que lo destruyó una especie que se autodenominaba sabia. Entonces los hijos se partirán de la risa, y con razón. Y nuestro planeta podría convertirse en una visita educativa del currículum alienígena. Creo que, incluso aunque nunca lleguemos como especie a ser sabia, podemos aspirar a más.

 

Illustración: “Verdad cósmica” de la serie Percebes Feministas.

Apúntate a mi lista de correo

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Scroll Up