Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Si Lichtenstein hubiera sido mujer

Filomena, pongamos, en vez de Roy. Filomena Lichtenstein. Sus lienzos de historias de amor por ejemplo ¿habrían sido explicados por la condición de mujer de la artista? ¿Habría surgido el pop art como movimiento artístico si hubiese sido un grupo de mujeres artistas? Quizá se habría hablado de arte de mujeres, del uso de lo cotidiano, y no habría pasado de la anécdota. Como las madonnas.

Una mujer con un bebé por un artista hombre es un arquetipo, una madonna. Una mujer con un bebé por una artista mujer es un comentario sobre su condición de mujer ¿Por qué lo que hacen las mujeres tiende a entenderse como un derivado de su condición y si un hombre hace lo mismo se convierte en algo que atañe a la humanidad?

En la exposición de Lichtenstein, como en muchas otras, a menudo pensé ¿y si esto lo hubiese hecho una mujer? La percepción es cambiante. Muchas cosas se valoran dependiendo de quién las haga. Y cansa. Por lo menos a mí me cansa.

Como aquel lienzo que en una subasta tuvo un precio cuando se pensó que era anónimo y cuyo precio bajó al conocerse que lo había pintado una mujer ¿eso es objetividad? Yo a eso lo llamo manipulación. El trabajo vale o no vale. O, si no es así, por lo menos seamos honestos y digamos: esto tiene un valor si lo ha hecho, digamos, fulano nacional y otro si lo ha hecho mengano extranjero. Si lo ha hecho fulana mejor regalárselo a un prostíbulo. Y es que es verdad que hay crisis de valores. Los que tenemos son de segunda mano y tienen las pilas gastadas.


Ilustración: «Madre e hija», de la serie Percebes feministas.

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.